Simón Iturri Patiño – Un Magnate Boliviano

A continuación, les narro una breve biografía de un boliviano notable que en su época llegó a ser un hombre muy poderso, y lo tengo como una fiel muestra de SUPERACION TOTAL y al mismo tiempo, pretendo que su historia sirva para motivarnos a propios y extraños a entender que si realmente queremos algo con todas las fuerzas de nuestro ser, podemos lograrlo.

= = = =

Simón Iturri Patiño nació un 1º de Junio de 1860  en Santivañez, departamento de Cochabamba (Bolivia) y murió un 20 de abril de 1947 en Buenos Aires (Argentina).

Casado con Albina Rodríguez en 1889, tuvieron dos hijas y un hijo.

Su fortuna comenzó con el descubrimiento de una veta sumamente rica en el año 1900, en la mina La Salvadora, ubicada en el cerro Llallagua del departamento de Potosí en Bolivia. Años más tarde, se convertiría en el principal magnate de la minería del estaño

En los siguientes años fue adquiriendo otras minas y su fortuna creció vertiginosamente. Alrededor de 1910 había formado un complejo minero poderoso con las minas de Llallagua, Catavi, Siglo XX, Uncía y Huanuni, entre otras. Además, para transportar minerales desde sus minas, construyó el Ferrocarril Machacamarca – Uncía en 1911.

Patiño fue adquiriendo intereses de mineros chilenos en minas bolivianas mediante compras secretas en la bolsa de Santiago (Chile). Una vez que logró la mayoría de las acciones de la Compañía Estañífera de Llallagua, hasta entonces en manos de capitalistas chilenos, se sintió orgulloso de que “nacionalizar” la minería boliviana.

En julio de 1924 consolidó sus intereses en la Patiño Mines & Enterprises & Consolidated, Inc. que registro en Delaware, EE.UU. En ella agrupó a la Compañía Estañífera Lllallagua, la Salvadora y el ferrocarril Machacamarca – Uncía.

Patiño compró a sus fundidores en Liverpool (Willams Harvey & Co.) y en Alemania. También compró minas en Malasia.

El caso de Patiño es poco común, porque magnates sudamericanos raramente buscaron una integración vertical de sus intereses. E

sta integración le permitió jugar un papel clave en la conformación del Comité Internacional del Estaño que fue el primer cartel que intentó controlar el precio de una materia prima. Con tal motivo, fue conocido como “El Rey del Estaño.”

En los años 40´s se encontraba entre los hombres más ricos del mundo.

En 1906, Patiño fundó el Banco Mercantil en Bolivia. Este Banco sigue existiendo en Bolivia aunque ya no está relacionado a los intereses de Patiño y sus herederos.

Patiño, junto con Mauricio Hoschild y Carlos Víctor Aramayo, otros ricos mineros de Bolivia, son conocidos como los barones del estaño. Éstos tuvieron una gran influencia política en Bolivia hasta la Revolución Nacional de 1952, que efectuó la nacionalización de las minas.

Los herederos de Patiño crearon la Fundación Patiño que se dedica a labores culturales y beca a estudiantes bolivianos para estudios universitarios en Suiza y Bolivia.

La fundación está a cargo del Palacio de Portales, una mansión que Patiño hizo construir en Cochabamba y en la que nunca llegó a vivir. Esta mansión está abierta al público. También está a cargo de Villa Albina, una vivienda señorial en Pairumani, construida por Patiño para su esposa.

Fuente: Wikipedia

Si gustas, puedes leer un poco mas de su vida en el siguiente enlace:

http://espanol.geocities.com/mi_llallagua/patino.htm

Atentamente

Raúl Alejandro Rico Aranibar

Desarrollo Personal, Formación Financiera Básica & Éxito Integral

Consultas: [email protected]

39 Responses to “Simón Iturri Patiño – Un Magnate Boliviano”

  1. Gladys Villanueva dice:

    tengo curiosidad por saber porque SIMON ITURRI PATIÑO, cambio o modifico su filiación como SIMON I. PATIÑO. que paso?

    • Gladis Butrón Guachalla dice:

      interesante la historia de este Boliviano……

    • Gonzalo Rivero Torrico dice:

      Don Simón patiño eliminò su apellido paterno y lo redujo a una simple I (de Iturri)porque su padre abandonó a su madre, quien tuvo que hacer frente sola a la atenciòn de sus hijos.

  2. admin dice:

    Interesante pregunta Gladys:

    En el Palacio de Portales que mandó a construir acá en Cochabamba, leí alguna vez parte de su historia y ahi no se comentaba nada al respecto….

    No tengo el dato certero, pero pienso que no había mayor misterio que simplemente abreviar su firma…

    De todas maneras, sería interesante conocer si realmente exitiía algun motivo en particular…

    Espero que algún conocerdor de la materia nos ilustre…

    Un abrazo

    RAUL
    Suscríbete a mi Boletín Quincenal http://www.efectoinevitable.com

  3. Ian Miranda dice:

    Realmente me intriga cual fué la magnánima cantidad de dinero que ganó con la minería boliviana. ¿Cuanto es?.

  4. admin dice:

    Se dice que fueron mas de 5000 millones de dólares…no tengo plena seguridad, pero es lo que he leído en algunos libros que tocan el tema

    Un abrazo y gracias por preguntaer

    RAUL
    http://www.efectoinevitable.com

  5. MARCELO PARRADO dice:

    Con respecto a la I. de su apellido se debe a que su padre fue de origen español y llevó el apellido de ITURRI. Sin embargo, no quizó reconocer a Simón Patiño como su hijo original. Es por ello que Patiño en repudio a la actitud del padre biológico, rehuso el usar su apellido paterno y se limitó al uso del apellido materno. No obstante ello, mantuvo la I. como forma de recordatorio de su condición natural de hijo.

  6. admin dice:

    Muy buena tu aportación Marcelo:

    Muchas gracias por enriquecer este tema

    Un abrazo

    RAUL

  7. luis blanco dice:

    Para estimar la influencia de este industrial boliviano, uno de los lados poco estudiados es su aporte a la legislacion boliviana. He leido un texto llamado “Curso de Derecho Laboral” de R. Azurduy, Editorial Latina (Oruro), donde se encuentra apuntes respecto a la contribuciòn de este industrial; a manera de ejemplo, cita dicho autor, que la jornada laboral de 8 horas se dio en su empresa la salvadora antes de su instauracion en bolivia.

  8. admin dice:

    Es un muy buen dato el que aportas estimado Luis…

    Te lo agradezco y espero que sigas participando

    Un abrazo

    RAUL

  9. marcela dice:

    quisiera saber sobre el amuleto de simon iturri patiño que tubo el cual es conocido mas como el “salvador” iy si podrian mandar su imagen
    esito no mas seria :-)

  10. mi papa ase un año que me hablo de el por que el era el gran tio abuelo de mi el o algo asi disculpen si no se esribe asi esque todavia no me acostumbro a este idioma
    buen y solo queria saber si vos sos un pariente de el tambien? yo ahora estoy vviviendo en bs.as
    espero respuesta xfi

    • Alan Torrico dice:

      Soy un convencido de que la vida de Simón Patiño es un ejemplo de perseverancia y de buena voluntad hacia el prójimo y la patria. Estoy muy interesado a saber como fuéron los últimos dias de él mientras esperaba su viaje a Bolivia allá en Buenos Aires. Si fuese tan amable de enviarme alguna información al respecto y si es posible alguna foto. Agradecido.

  11. oops me equivoque era asi: simon patiño era el gran tio abuelo de mi papa

  12. Sonia Nelly dice:

    Los mineros estaban disconformes por el pago bajo que recibian y por las 10 horas laborales que cumplian, por lo que hicieron un paro laboral donde exigian el pago de 5 Bs. dia y las 8 horas de trabajo laboral.
    Simon I. Patiño en esos años de 1920 – 1924 se encontraba ya viviendo en Europa, donde se entero de lo que pasaba en La Salvadora, a lo que dio respuesta con la aceptacion de las 8 horas de trabajo y el aumento de paga a 4.50 Bs. El indico que se sentia incomodo al no haberlo realizado antes y no llegar a esos momentos tensos.

  13. admin dice:

    Muchas gracias por tu gran aportación estimada Sonia

    Un abrazo

    RAUL

  14. javier dice:

    don patiño fue un gran hombre de entre los ricosde bolivia y mas conocido como l rey de el estaño

  15. MARCELO PARRADO dice:

    Sin duda que Simòn Iturri Patiño dejó un enorme legado histórico en Bolivia. Los monumentos edificados quedan casi-intactos en La Paz, Cochabamba y Oruro. Tuve la oportunidad de visitar su casa en Oruro (Calle Soria Galvarro) y realmente es imponente tanto o igual que el edificio del Banco Mercantil (La Paz – Cochabamba), el Palacio Portales y Pairumani. Simón Iturri Patiño fue hijo de su tiempo y logró su poder en función a las circunstacias de su propio tiempo. Invito a los amigos a leer su biografía. Un Abrazo estimado RAÚL.

  16. admin dice:

    Gracias por tu valioso comentario Marcelo…

    Un abrazo

    RAUL

  17. liset dice:

    alguna vez se han preguntado porq bolivia es tan pobre? alguno de ustedes a caso sabe responderme? las personas por lo general creen todo lo q se les dice y no razonan ni siquiera un poquito, sencillamente lo aceptan…

  18. raul dice:

    yo creo que deverian contar mas la hitoria completa de como consiguio tanta riquesa Simon I. Patiño :(

  19. juan jose dice:

    amigo agradesere informacion sobre donde residio simon patiño en argentina desde ya muchas gracias por la respuesta

  20. admin dice:

    Por razones de salud, se estableció en Argentina los últimos años de su vida, repartiendo su tiempo entre Buenos Aires y Mar del Plata.

    Murió a los 87 años durante el sueño, el 20 de abril de 1947.

    Su cuerpo fue trasladado, con todos los honores, a Cochabamba, en cuya catedral se celebraron las solemnes exequias fúnebres.
    El gobierno boliviano decretó duelo nacional.

    Sus restos reposan en el mausoleo familiar situado en el magnífico parque de Pairumani, a lado de su esposa Doña Albina y de sus tres hijos: René, Antenor y Graciella.

  21. ISRAEL RAMOS M. dice:

    ME ENCATO TODOS LOS COMENTARIOS QUE HACEN NUESTROS AMIGOS QUE LES ATRAE MUCHO LA HISTORIA DE ESTE MAGNATE DEL ESTAÑO, POTR MI PARTE LES AGRADECERIA MUCHO QUE ME MANDEN ALGUNAS FOTOGRAFIAS.

    GRACIAS…

  22. Rene dice:

    Respetados amigos,
    Todavia no se ha escrito un libro de buena ley sobre Don Sinón, hay mucha mala fe en la utilizacion de los archivos, y algunas fuentes de hemeroteca. pero lo cierto es que mucha de la responsabilidad enlas Minas habria que cargarles a los altos empleados, tanto bolivianos, como gringos, apenas don Simón se enteraba de algun requerimiento, tanto social , como laboral e incluso cultural lo hacia de inmediato, el era de buen corazon , la labor en las minas es muy dira peor en las circunstacias de vida de los mineros, habria que ver ambas caras de la medalla. pero de el que solo la Beca es uno de los grandes aportes a la formacion de profesionales en Bolivia, una de las mejores Becas, me parece que solo las del Aga Khan son mejores, pero de que hablamos , fue un compatriota luchador y con un sabio institto para los negocios, si ellos vivieron con la esposa y los hijos muchos tiempo en la Salvadora, la esposa cocina para los mineros, don Simßon trabajaba junto a ellos, esto no es cuento hay documentos en el Archivo SIP de Portales en Cochabamba, lastimosamente no estan todavia al servicio del investigador.
    ojala algun dia tengamos un texto de buena ley sobre este Gran Boliviano.

    un abrazo
    Rene

  23. Etme dice:

    Raul:

    Llegue la semana pasada de mis vacaciones. Estuve en Bolivia 30 dìas y visite la residencia de la familia Patiño, hoy convertida en museo en la ciudad de Oruro. Tambien conoci el Palacio Portales y la Hacienda de Pairumani en Cochabamba. Tambièn estuve en Catavì, Uncìa, Huanuni y otros centros mineros.
    Debo manifestar que mas alla de la historia de la fortuna del “Baron del Estaño”, esos monumentos, arriba mencionados, realmente nos hacen reflexionar cuan pequeños somos, especialmente si nos remontamos a la epoca cuando fueron construidos.
    Seguramente es tema de debate, pero, conociendo la verdadera historia de este magnate, cada uno puede sacar sus propias conclusiones.
    En cuanto a la pregunta sobre la fortuna que logrò acumular Simòn I. Patiño (1860 – 1947), se entima, en su tiempo fue el hombre más rico de Bolivia, habiendo amasado una fortuna de casi mil millones de dólares con los minerales bolivianos, convirtiéndose en su verdadero amo.
    Sobre la pregunta donde vivio en la Argentina, alli no tenìa propiedades, vivia en una Suite en el Hotel Plaza en Buenos Aires, lugar donde fallecio mientras dormia un 20 de Abril de 1947.

    Cordiales saludos y felicitaciones por el articulo.

    Etme

  24. ELMER dice:

    porfa si pueden conseguir mas fotos de los hijos de patiño y de sus esposas y esposos de estos bye

  25. Anthony dice:

    Muy interesantes los datos para conocer a este hombre que la historia trata de ocultarlo. Como todos, seguramente tuvo sus lados oscuros y lados buenos pero creo que ayudó a su pais mejor que otros que solamente tratan de extraer sin dar nada.
    Mi pregunta es si tuvo dos hijas y un hijo o fueron dos varones ? Felicidades por tu trabajo.

  26. Gonzalo RiveroTorrico dice:

    Es muy positivo que exista gente que se interese en saber más sobre la historia de esta gran boliviano.
    Una relato de cómo nació su fortuna se puede encontrar en el libro “Llallagua, Historia de una Montaña” escrito por Roberto Querejazu Calvo y publicado por Los Amigos del Libro, de Cochabamba.

  27. Roxana Tapia dice:

    Estoy gratamente sorprendida de encontrar este espacio, Don Simón I. Patiño es evidentemente uno de los grandes personajes bolivianos que la historia dejo olvidado pero veo que el paso del tiempo, solo va puliendo su figura. Quiero aportar otro dato a este grupo, Don Simón I. Patiño ofreció a la ciudad de Cochabamba la primera vía asfaltada del país, debería unir el Palacio Portales con la Hacienda Patiño de Pairumani, la regalaba a cambio de que le permitieran ponerle a la vía el nombre de su esposa y el gobierno de Cochabamba, no acepto.

  28. Rene dice:

    Revista ESCAPE, 24 de julio del 2011
    VILLA ALBINA, LA MIMADA DEL REY DEL ESTAÑO
    La mansión que Simón Patiño construyó como promesa de amor a su esposa es una joya turística y un centro científico agropecuario

    Simón Iturri Patiño tuvo todo lo que quiso. O casi todo. El Barón del Estaño satisfizo muchos de sus deseos. Menos uno: vivir y morir en su casa de campo en el valle cochabambino, en su hacienda Pairumani que guarda la mansión amurallada de 16 hectáreas que mandó construir para su amada esposa: Albina Rodríguez Ocampo, la mujer que lo acompañó en pobreza y riqueza, en malas y buenas.

    Se cuenta que cuando el hombre nacido en el pueblo de Santiváñez en 1860 fue de vacaciones junto a su novia orureña de 16 años a esa región situada en las faldas de la cordillera del Tunari, alrededor de 1889, cuando era sólo un empleado de la Hermann Fricke y Compañía, le hizo una promesa bajo un huerto de olivos, al notar que ella quedó cautivada por el paisaje: le regalaría una casita allí para vivir junto a sus hijos.
    Poco más de cuarto de siglo después, cuando el ya empresario radicaba en Europa y disfrutaba de su apogeo tras haber descubierto en 1901 la mayor veta de estaño en la mina potosina La Salvadora, cumplió con su compañera y le edificó cerca del huerto de olivos una propiedad que bautizó como Villa Albina, un edén que hoy enamora a los turistas y acoge a la ciencia fitoecogenética en sus ambientes.
    El ingreso a este palacio señorial es un camino flanqueado por jacarandas y ceibos, cual si fueran guardianes reales. Los jardines habitados por dos esculturas de mármol con motivos neoclásicos talladas por el francés F. Cavaroc, muestran centenares de especies arbóreas nativas y de confines europeos y sudamericanos, marcadas con sus nombres científicos y comunes para ser presentadas a los visitantes.

    La fachada de la vivienda luce lineamientos arquitectónicos europeos y un coqueto color plomizo claro, con puertas y ventanas ornamentadas por el matiz terracota tipo ladrillo. Los balcones tienen hierro forjado y en la parte superior de la puerta principal del ala norte se ve una leyenda: Villa Albina, el sitio a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar que fue vetado a Patiño por sus dolencias cardiacas.

    El inmueble estilo alemán es el corazón de la hacienda Pairumani, con 200 hectáreas en total. Como dice el biógrafo del potentado minero Charles F. Geddes, era “la niña de sus ojos”. La armó como un rompecabezas, comprando y uniendo propiedades en los años 20 del siglo pasado. Así creó una granja modelo para la que importó animales de pedigrée; para entonces, el mejor centro agropecuario de Bolivia.

    El sitio que hoy es administrado por la Fundación Universitaria Simón I. Patiño persigue el sueño productivo de su impulsor. En la finca del municipio de Vinto se implementa un modelo de producción lechera agrobiológica, el mejoramiento genético de alimentos como maíz, haba, arveja, frijol, vainita —cuyos laboratorios se hallan en Villa Albina—, y de semillas que son repartidas a los pequeños agricultores.

    La heroína tras el poder

    Patiño deseó hasta el fin de sus días caminar por Pairumani e instalarse en Villa Albina, a pesar de todo el esplendor de las mansiones que habitó desde 1912 en Europa: en la Rue Washington, sobre los Campos Elíseos franceses; en la Avenue Foch; el Cháteau Valrose en Cimienz, cerca de Niza; en los peñascos de Biarritz o en las torres del hotel Waldorf-Astoria, en lo alto de Manhattan.

    Quería disfrutar del clima benigno de Cochabamba con la mujer que conoció en sus domingos de iglesia y que llevó al altar de la Catedral orureña en 1889. Aquella que empeñó sus joyas por los apuros económicos de su esposo y que por la tozudez de éste por olfatear o escuchar alguna veta mineral en La Salvadora, dejó las comodidades citadinas para acompañarlo a vivir en una casa de piedra que fue levantada en la entrada de la mina.

    Según Geddes, Albina fue el sostén del hogar, mientras Simón era el sostén de las empresas. Tenía gustos sencillos y sus primeros regalos “grandes” de matrimonio fueron un coche y un par de caballos para recorrer su natal Oruro. Era la vigilante de la salud de Patiño, quien arriesgaba su alta presión arterial por ser “buen diente” y por sus dos cigarros, dos botellas de vino y una botella de champaña por día.

    En el interior del palacio de Villa Albina se respira un aire señorial. Tras pasar la puerta principal del lado norte se encuentra una fuente de agua que es el eje alrededor del cual se muestran las habitaciones finamente decoradas con muebles del denominado “art deco”, de comienzos del siglo XX. Los empapelados vieneses hacen que cada pieza sea una obra artística que no sólo evoca buen gusto, sino historia.

    Por la derecha comienza el recorrido. El primer cuarto es una sala de billar convertida en auditorio, con muebles originales firmados por casas comerciales de París, y cortinas fabricadas en Bolivia con tela importada. Otra puerta conduce a un espacio rectangular que expone la bien conservada mesa de billar; es el antiguo salón de música cuyo piano fue llevado al Espacio Patiño de La Paz.

    Luego está la sala de visitas. Un arco con un espejo empotrado recibe a la gente, junto con los muebles de marquetería. Un candelabro que parece telaraña le brinda un toque ceremonial. Resaltan un reloj dorado sostenido en el lomo de un par de leones y con dos indígenas que flanquean el escudo de Bolivia, que igual ornamenta una lámpara que tiene inscritos los monogramas de los hijos de Patiño.

    El matrimonio tuvo siete retoños, dos murieron de pequeños. Los sobrevivientes fueron René, quien tuvo una vida enfermiza y falleció en 1976; Antenor, que se casó primero con Cristina de Borbón, hija del duque y de la duquesa Durcal, y luego con Beatrice Rivera, exesposa del conde de Rosavenda, y murió en 1981; Graziela, que dejó este mundo en 1980; Elena, que lo hizo en 1942, y Luz Mila, que fue pareja del conde de Boisrouvray y falleció en 1958.

    Tras pasar una pequeña sala de estar, se halla el escritorio arriñonado de Albina Rodríguez, con un estante de esquina. Al lado, el cuarto de trabajo de su compañero, que tiene los retratos de la pareja en el frontis, una vista de la entrada de la hacienda y un escritorio “secreter” con cajas que, de acuerdo a si lucen abiertas o semiabiertas o cerradas, activan una clave para acceder a un compartimento secreto.

    El salón contiguo estaba destinado a la recreación, con mesas para jugar ajedrez, damas o a la ruleta; arriba, sobresale el candelabro que tiene los cuernos de un alce como armazón, junto a la imagen de una santa trovadora y las iniciales “ARP”, por Albina Rodríguez de Patiño. Siguen el comedor y la sala de reuniones festivas, con lámparas de alabastro y sillas de mimbre, y que tiene salida a la fachada del área sur.

    Los Patiño gustaban de las celebraciones, pero no escandalosas. Aparte, querían tener a la familia unida, por ello el empresario no comulgaba con los casamientos de sus hijos por miedo al alejamiento, y si daban ese paso, tenía campo en su hogar para recibirlos junto a sus parejas e hijos. Prueba de ello son los dormitorios del piso superior de Villa Albina, cuyos tapices de muebles tienen monogramas de los cinco.

    La alcoba de los padres está en el ala oeste. Las ventanas abiertas de estos espacios sirven de mirador para apreciar la belleza de los jardines y la laguna que posee un puente de madera que conduce a una especie de kiosko en el centro. Cerca de allí, la casa de huéspedes. Al este del edificio, unido a la fuente del patio, las salas que antes cobijaban a la servidumbre y ahora son las oficinas y laboratorios científicos.

    Gonzalo Ávila, director de la Fundación del desaparecido potentado minero y del Centro de Investigaciones, informa que Villa Albina es actualmente un importante atractivo turístico, que resalta por su esmerada conservación externa e interna: una persona vigila y cuida el palacio y entre cuatro y cinco se encargan de mimar la vegetación que rodea este sitio.

    En 1947, a los 87 años de edad, Patiño falleció en Argentina, sin cumplir su anhelo de volver a disfrutar de su valle cochala. Pero se le hizo un último deseo: ser enterrado en el mausoleo de mármol de Carrara con esculturas de Cavaroc que hizo armar en su hacienda preciada, cuya cúpula guarda una efigie de bronce del Cristo resucitado y aquella piedra moledora de mineral que recuerda su tesón en los “siete años flacos” de sus inicios como minero.
    Allí yacen sus restos, los de su querida esposa y algunos de sus hijos, junto al huerto de olivos testigo de su promesa de amor, en el paraíso de Villa Albina.

    Periodista:Miguel E. Gómez Balboa

  29. cristian dice:

    Quisiera preguntar algo si era tan bueno como se dice. Por qué no hizo inversiones dentro de Bolivia por que se llevó todo el dinero y nos dejó en la pobreza (muchos dicen que nos dio muchas cosas pero eso es mentira solo eran pequeñas limosnas que solo iban en beneficio mayormente de él)? Con respeto a todos los anteriores comentarios. Pero deberían informarse sobre la historia de Bolivia como estas oligarquías mataron a Gualberto Villarroel, organizaban matanzas en Llallagua y Catavi en las pampas que ahora se llaman María barzola. Para mi este señor hay que reconocerlo como un gran hombre de negocios y nada mas.

    • Alan dice:

      Sin ofender. y nada mas para informacion. La verdad que quien quiere hacer inversiones en Bolivia ahora o antes es lo mismo Bolivia esta llena de gente buitre que ni bien ve que otros tienen algo mejor pues alla van a ver que es lo que pueden hacer para ver como ellos tambien pueden sacar parte de ganancia o de lo contrario hundirte. asi tu quisieras invertir en tu Pais???? mas datos y este es de conocimieno popular y una buena acotasion es que el propuso a la gobernacion de cochabamba asfaltar la cerretera que ahora conocemos como Blanco Galindo hasta su mansion con la unica y sencilla condicion de que llevara el nombre de su esposa. Pero no la rechazaron, por que?, por que no les gustaba la condicion que el tenia. sabes que tan inmenza ubiera sido esa avenida yo vi el plan de proyento hace mucho tiempo era una maravilla para esos tiempos iba a ser una autopista al estilo europeo con jardines colgante y todos los lujos que te puedes imaginar sin mensionar los seis carriles de trafico que hubieran tenido. Y pues no rechazaron la propuesta por un NOMBRE y ahora la llaman Blanco Galindo persona que si no me equivoco fue presidente de bolivia por menos de 7 meses y no hizo nada. Que crees ahora deberiamos o no invertir en un pais donde la ingnorancia nos invate comosi fuera un virus mortal? o prefieres hacer con tu fortuna algo para ti y alla los demas que se las arreglen como puedan por que si los ayudas te undiras con la mayoria. El Senor Patino fue Empresario, Magnate y el rey de el estano pero por sobre todo fue el que hizo lo que hizo levanto el nombre de Bolivia en Alto a nivel mundial. Fue Cochala y murio queriendo ver talves por ultima ves su tierra. Mas respeto a alguien que si se lo merece.

  30. cristian dice:

    me olvide saludos para los que leen los comentarios.

  31. helen lizett Gonzales Patiño dice:

    soy muy fanatica sobre la vida de Simon I Patiño y quisera saber su descendencia porque mucha gente me dijo que yo podria ser parte de su descendencia, como podria saber?¿?

  32. Sebastian dice:

    como influye en la economia boliviana.

  33. elddy dice:

    Yo estoy leyendo el libro que mencionan anteriormente, “Llallagua”,es un libro imparcial, Patiño desde todo punto de vista fue un gran emprendedor, visionario, perseverante y que quería mucho a su Patria, cuando hubo la guerra del chaco el presto a Bolivia mucho dinero a pesar de que el tambíen tenía dificultades económicas en sus minas, por el precio del estaño, el tuvo que prestarse del Banco (pagando intereses) para realizar varias prestamos que en su oportunidad solicito el presidente Boliviano de entonces Sr. Salamanca, y presto sin nigún interes. Por todo lo que pude leer me parece que fue una persona muy justa y piadosa.

  34. ramiro gonzales montaño dice:

    simon i patiño es un verdadero ejmplo para aquellos personas que se dan por vencido muy facilmente, como lo hizo el señor oporto en su momento sin embargoel señor patiño lucho hasta el final y miren lo que la pachamama lo a obsequiado sin lugar a duda el señor patiño es una figura ejemplar paratodos los bolivianos………. saludos…

Leave a Reply