Invertir es Sinónimo de Libertad Financiera

Si realmente tienes interés en crearte un próspero futuro financiero, necesitas aprender a generar ingresos activos por medio de un trabajo tradicional, tus habilidades o un oficio.

Una vez que el efectivo empieza a llegar mes a mes, debes administrarlo de la manera más eficientemente posible, es decir:

  • Reservar un porcentaje para cubrir las necesidades básicas de todo el mes
  • Reservar un porcentaje para los ahorros
  • Reservar un porcentaje para capacitación financiera
  • Reservar un porcentaje para entretenimiento
  • Reservar un porcentaje para donativos
  • Reservar un  porcentaje para invertir

Una vez que aprendes a administrar eficientemente tu dinero, es momento de comenzar a crear un próspero futuro financiero, es decir, poner a trabajar ese porcentaje de dinero que reservaste para invertir.

Invertir significa lograr que tu dinero trabaje para ti y te rinda las utilidades suficientes para que el día de mañana te puedas dar el lujo de no tener que trabajar nunca más a cambio de limitadas cantidades de dinero, por ilimitadas cantidades de tiempo.

Comenzar a invertir no es difícil, al menos si te educas en los aspectos básicos de la inversión e incrementas poco a poco tu coeficiente intelectual financiero. El tema de las inversiones debe interesarte mucho y debes empezar a capacitarte por tu cuenta para que te resulte fácil de entender y estés lo suficientemente motivado para entrar en acción lo antes posible.

Es a partir del día que empiezas a invertir tiempo, esfuerzo, conocimiento y sobre todo, dinero, que se crea la Libertad Financiera, que no es otra cosa que tus inversiones te generen más ingreso del que puedas gastar y sin que tengas que intervenir físicamente.

La Libertad Financiera no se logra tan sólo gastando menos, liberándote de deudas o haciendo mejores decisiones de compra. Se logra tomado el dinero reservado para tu “fondo de inversión” e invirtiéndolo sabiamente (con ayuda de una fuerte educación financiera), para generar variadas fuentes de ingresos pasivos, de manera que no tengas que seguir trabajando por mucho tiempo más.

Es en este punto en que tú tienes dinero trabajando para ti, en lugar de tener que trabajar por dinero. Actualmente, si no tienes dinero para invertir, puedes invertir tiempo y trabajo enfocado en crear activos que te generen esos ingresos pasivos imprescindibles para obtener la libertad financiera lo más pronto posible, así que no hay exclusas para tomar acción hoy mismo y lograr algo que tiene la capacidad de hacerte libre al 100%.