Tu Meta de Libertad Financiera

Una de las preguntas que se hacen muchas personas después de que definen su meta de Libertad Financiera o incluso antes de definirla, es:

¿Por dónde empiezo?

¿Cuál es el primer paso que debo seguir?

Si tú todavía no tienes claro o no has definido lo que significa tu Libertad Financiera, te sugiero que lo hagas ahora mismo. Luego de haber definido lo que para tí significa la Libertad Financiera y estés decidido a alcanzar esta primera meta a largo plazo, es el momento de dar tus primeros pasos.

Sin importar el precio que tengas que pagar, ahora es el momento propicio para empezar a enfocarte en tu Libertad Financiera, en base a aprendizaje, esfuerzo, tiempo, decisiones, nuevos hábitos, control, disciplina y acción constante e inteligente.

Dedica tiempo a pensar, analizar, buscar, ordenar y ejecutar los siguientes pasos para que empieces a materializar tu meta de Libertad Financiera:

  • Tu propósito con el dinero: Es tu motivación y debe ser bien clara, bien definida y por escrito ¿qué quieres, cuánto, porqué y para cuándo?
  • Visión: Aprende a ver mucho más lejos de lo aparente y lógico
  • Mentores: Son la vía directa y sin escalas para ayudarte a alcanzar tu Libertad Financiera
  • Información: Estudia y aprende todos los tips de tu viaje hacia la Libertad Financiera y pónlos en práctica constantemente
  • Herramientas: Son los medios necesarios para generar ingresos pasivos continuos y crecientes, bajo tu control
  • Plan o estrategia: Revisa constantemente, adapta y se flexible
  • Acción constante e inteligente: Día a día, sin excusas
  • Enfoque: Jamás pierdas de vista tu meta de Libertad Financiera. Si la pierdes de vista, es muy probable que nunca la alcances
  • Truco de la línea recta: Camina en línea recta hacia tu meta de Libertad Financiera. Es la forma más rápida de alcanzarla
  • Disciplina: Has lo que haya que hacer en el momento que haya que hacerlo
  • Construir nuevos hábitos: Aprende y practica nuevas aptitudes y habilidades
  • Superar retos: Sobrepónte a los miedos y a las dificultades
  • Esfuerzo y dedicación: Se honesto contigo mismo y con los demás también. Da lo mejor de tí, para tí mismo y para los demás
  • Fe: Convicción plena en que TÚ también lo puedes lograr
  • Seguimiento de tus avances: Reflexiona cada día sobre tus acciones para saber cuánto has logrado hacia tu meta de Libertad Financiera y cuánto te hace falta, y en el caso que no veas ningún avance, revisa tu plan y has cambios si es necesario.

Tu Libertad Financiera se mide por cuánto dinero generas cuando no trabajas físicamente o trabajas poco.

Sin embargo, no se trata de no hacer nada y ganar dinero del aire, sino que que anticipadamente debes trabajado duro durante un periodo determinado de tiempo, creando o comprando activos, y ahora puedes darte el lujo de recibir ingresos pasivos de por vida, gracias a ese esfuerzo inicial, disciplinado y enfocado hacia un estilo de vida envidiable.

Libertad Financiera es la condición en la cuál tienes la capacidad de hacer todo lo que crees que es realmente importante en tu vida, sin tener que invertir tu esfuerzo físico para generar dinero y mucho menos, tu tiempo.

Es la habilidad financiera que te permite tener tu dinero trabajando duro para tí en vez de que seas tú quien tenga que trabajar duro por dinero.

Si reflexionas en este concepto, te darás cuenta que no todo el mundo goza de Libertad Financiera, y peor aún, un 90% de la población mundial ignora su importancia y lo único que les resta hacer es lo que han aprendido desde niños, es decir, trabajar la mayor parte de sus vidas por una remuneración mediocre, sin tener plena consciencia de la cantidad de horas, días, meses, y años que pasan trabajando sin jamás disfrutar verdaderamente de la vida.

Libertad Financiera, es la habilidad de vivir el estilo de vida que sueñas y deseas, sin tener que trabajar o depender de alguien más por dinero.

El objetivo del Juego del Dinero en su forma más simple, es: Generar suficientes ingresos pasivos, que te permitan tener mantener el nivel de vida que deseas.

Libertad Financiera = Ingresos Pasivos mayores que tus Gastos (LF = IP > G)

La abrumadora mayoría de las personas, al ignorar este concepto, transitan por el camino equivocado, buscando que su sueldo sea mayor que sus gastos, lo cual no es suficiente para ganar el juego del dinero.

Jamás podrás ganar el Juego del Dinero a través de un sueldo, sencillamente porque el sueldo no es un ingreso pasivo y el requisito primordial para tu Libertad Financiera es que generes los suficientes ingresos pasivos que superen tus gastos normales que por ahora cubres con tu sueldo, logrado a través de muchas horas de trabajo en favor de terceros.

Lo ideal es aprender a construir varias fuentes de ingresos pasivos (constantes y crecientes), para que en el caso de fallar una, no te veas en aprietos económicos por este hecho. Más adelante te proporcionaré algunas ideas para que las tomes en cuenta a la hora de pensar en generar ingresos pasivos.

Varias fuentes de ingresos pasivos no se construyen de un día para otro. Cada fuente por sí sola te puede demandar mucho tiempo y esfuerzo en su construcción, que es el precio que deberás pagar para poder disfrutar de esa fuente más adelante, y sin tener que trabajar nunca más en la misma.

Incluso puedes hacer algo más inteligente aún, que es crear varias fuentes de ingresos pasivos por cada fuente de ingresos pasivos que tengas.

En primer lugar, debes determinar el precio que tiene el nivel de vida que deseas tener, por lo tanto, la siguiente pregunta es trascendental:

¿Cuánto dinero crees que necesita al mes y al año, para mantener el nivel de vida que deseas?

Primero debes resolver tu nivel de vida para que luego puedas disfrutar de un estilo de vida impresionante.

Lo que trato de mostrarle aquí, es que te des cuenta que necesitas saber con exactitud la cantidad de ingresos pasivos que necesitas para cubrir tus gastos habituales del mes y del año.

Si por ejemplo necesitas 2.000 dólares mensuales para cubrir tus gastos habituales, lo ideal es que tenga ingresos pasivos iguales o superiores a ese monto.

Si generas ingresos pasivos a través de diferentes fuentes, sin tener que trabajar 40 horas a la semana, y puedes cubrir sin problemas tus gastos del mes y del año, e incluso, estos ingresos superan a tus gastos, puedes considerarse una persona financieramente libre y que has ganado el juego del dinero.