Claves para el establecimiento de metas

1. El cambio

La cosa que mas aterra en la vida, es el cambio, sin embargo, debes saber que el cambio es inevitable, que es parte del progreso, que no puedes tener progreso sin cambio, que tu vida no puede mejorar, sin cambio.

Indudablemente, el cambio asusta y existe una tendencia natural llamada homeostasis que es la que provoca que las personas se resistan al cambio, a empujarlo a un lado, a evitarlo, a no encararlo, a entrar en la zona de confort, también conocida como el “mecanismo de fracaso”, el cual actúa de forma automática, y que es el mayor enemigo del potencial humano.

El cambio verdaderamente asusta, a no ser que esté dirigido hacia una meta. Esa es la clave. Tu puedes sobreponerte al “temor persistente e inconsciente del cambio”, con una simple técnica, y es tomando “control de la situación”

La “ley de control” es la ley critica de la armonía humana, es decir, que solo te sientes positivo contigo mismo, al grado en que sientas que estas en control total de tu vida, y las metas te permiten “controlar la dirección del cambio”

La vida nunca sigue sobre una linea recta, por un lapso de tiempo. La vida está componiéndose, mejorando, o la vida está empeorando y deteriorándose. Esto es un hecho real.

Cuando “estableces metas”, puedes controlar la dirección del cambio, y controlar la dirección del cambio, es la clave del éxito en tu vida, así que todo lo que pasa en tu vida, está dirigido hacia las metas, es decir, hacia algo que realmente quieres. Es para mejorar; es la dirección de tus mas altos ideales, mas que por azar.

Nadie le teme al cambio, a menos que vaya en dirección de algo que realmente desea. El único cambio al que debes temer, es el cambio que puede dejarte peor de lo que estabas.

2. Tu área de excelencia 

El concepto del “área de excelencia”, es muy simple. Lo que dice es que todo el mundo tiene talentos que rondan alrededor del promedio.

Puedes ser mejor cocinando, peor en matemáticas, mejor para comunicarte, peor para vender, mejor para hablar, peor en historia, etc, etc.

Todos tenemos talentos, pero también tenemos talentos en alguna parte, que están dentro de un “rango excepcional”, es decir, cada ser humano goza de un “área de excelencia” en la que es en extremo capaz, y puede encontrarla.

Esa sola persona tiene genio en ciertas áreas, y uno de las más grandes trabajos de la vida adulta, es “encontrar tu área de excelencia” y llevar todo tu corazón y tu alma en tu área de excelencia, y volverte muy bueno en esa área donde tengas cualidades y habilidades únicas.

Las siguientes, son las tres claves críticas para encontrar tu área de excelencia:

Atención. Las cosas que captan tu atención son un muy buen indicador de dónde puede estar tu área de excelencia. Sobre qué te gusta leer, sobre qué te gusta hablar, sobre qué te gusta pensar, qué te gusta estudiar, de qué te gusta aprender más, etc.

Interés. ¿En que estás interesado?, ¿Que te ha extasiado?, ¿Que ha sido fascinante para ti, durante toda tu vida?…A veces nos programamos en forma interna para estar interesados y para tratar de lograr las cosas que son mejores para nosotros.

Absorción. ¿En que podrías absorberte totalmente?, ¿Que absorbe completamente tu atención?… Cuando estás trabajando en ello, estás pensando en ello, estás leyendo sobre ello, ¿Qué absorbe por completo tu atención?

En resumen, una de las tareas más importantes de responsabilidad en tu vida adulta, es buscar tu “área de excelencia”, y hasta que lo hagas y te comprometas con ello, podrás lograr tu máximo potencial”

3. Acres de diamantes. La teoría de los acres de diamantes, viene de la historia de un viejo granjero que pasó su vida buscando diamantes en Africa.

Vendió su granja, empacó todo, se fue a buscar diamantes, se quedó sin dinero, y al fin murió pobre y sin nadie a su lado, y mientras.., allá en su granja, el nuevo dueño descubrió uno de los diamantes mas grandes de la historia.

La filosofía de los acres de diamantes, dice que “bajo tus propios pies”, ahora mismo, en casi todos los casos, está todo lo que estás buscando, contenido dentro de tu propio talento, tu propia habilidad, tu propia experiencia, sabiduría, conocimiento, tu industria, tu familia, tus contactos, etc.

En alguna parte, ahora, bajo tus propios pies, se encuentra la oportunidad que has estado buscando durante toda tu vida. No tienes porqué atravesar el mundo, no tienes porque mudarte a otro país, no tienes porqué cambiar radicalmente. 

Todo lo que tienes que hacer, es “trabajar tus propios acres de diamantes”, pero lo mas interesante de esto, es que los diamantes no parecen diamantes como “verdaderos diamantes”. Los diamantes u oportunidades, siempre vienen disfrazados como “trabajo duro”.

La razón por la que las personas siempre están buscando en alguna otra parte, es porque no reconocen que “las grandes oportunidades” siempre vienen disfrazadas como “trabajo duro”, y se necesita una tremenda cantidad de esfuerzo para desarrollarlas y realizarlas, así que busca debajo de tus propios pies para encontrar tus acres de diamantes y mira hacia tus propios talentos para encontrar tu “área de excelencia”.