¿Porqué no estableces metas en tu vida?

Se afirma que existen cuatro razones por las cuales no estableces metas en tu vida, aunque sabes que deberías, sabes que son importantes y te lo han dicho, una y otra vez…

Hasta que entiendas estas cuatro razones y sepas como funcionan sobre ti, en forma inconsciente, no podrás continuar, así que hablemos de ellas:

1. La primera razón por la que no estableces metas en tu vida, es porque no te das cuenta de la importancia de ellas.

Esto significa que eres producto de tu crianza, de tu influencia paterna y materna, de tus hermanos, hermanas, amigos, familia, etc

Si creciste en una casa donde tus padres no enfatizaban las metas, no hablaban de metas, no te alentaban a que establecieras metas a temprana edad, puede suceder que crecieras, te convirtieras en adulto y ni siquiera sospecharas que existía tal cosa como el “establecimiento de metas”.

En los estudios de personas que tienen o han tenido éxito, descubrieron algo interesante: descubrieron que la conversación en la mesa familiar era una determinante importante del carácter de los niños que crecían y salían de esa casa..

Que si la conversación estaba orientada hacia las metas, hacia el éxito y los logros, entonces los jóvenes crecían creyendo y trabajando hacia las metas, en forma tan natural, como si usaran un teléfono celular o una computadora, así que, la mayoría no se da cuenta de la importancia de esto.

Por favor, entiende que el “establecimiento de metas” es importante, es vital para el éxito en tu vida, y lo más noble que puedes hacer por tus hijos, es ayudarles a “establecer metas realistas” que valgan la pena desde temprana edad, y después darles todo el apoyo posible para que “logren esas metas”

2. La segunda razón por la que no estableces metas en tu vida, es porque no sabes “cómo”.

Debes establecer metas y ponerte un límite de tiempo para lograrlas. El hecho es que realmente no había una “metodología” para el “establecimiento de metas”, pero ahora aprenderás una metodología de establecimiento de metas que es “dinamita pura”

Si no sabes como establecer metas, yo podría sugerirte todo el día que lo hagas y no te serviría de nada. Puedes asistir entre doce y quince años a la escuela y jamas haber asistido a “una hora de establecimiento de metas”

Por eso mismo, debes entender que de hoy en adelante, una de tus tareas primordiales en tu vida, es precisamente, el establecimiento de metas intelectuales, financieras, profesionales, físicas, recreativas, familiares y espirituales…

3. La tercera razón por la que no estableces metas en tu vida, es por temor al rechazo.

Uno de los temores más profundos y poderosos en la vida de la mayor parte de las personas, es el temor de ser criticado o ridiculizado por los demás, y todos nosotros, de niños y de jóvenes, decíamos: quiero hacer esto, quiero ser un bombero, quiero ir aquí, quiero ir allá, y alguien nos decía: ahh, eso es estúpido, no podrás lograrlo, no seas tonto, eres muy joven, etc

Lo que aprendiste desde muy temprana edad, es que si hablabas de una meta o de algo que parecía superior a tu capacidad, las personas más importantes de tu vida te ridiculizarían, te criticarían, te harían sentir mal y pequeño, así que, inconscientemente tomabas una decisión:

Si querías llevarte bien con los demás, tenías que “ir con la corriente”, así que no hablabas de tus metas, y de ese modo, nadie te criticaba, y ya de adulto, caías en la trampa de “no establecer metas”, ni “hablar de metas”, ni “pensar en metas”, para que nadie te criticara.

Es increíble, pero un 80% o 90% de las personas que te rodean, si les dices que harás cualquier cosa, desde encontrar un nuevo lugar para estacionarte, hasta encontrar un nuevo empleo o un nuevo matrimonio, te dirán que no podrás hacerlo; te darán todas las razones y tratarán de desalentarte de hacer cualquier cosa diferente de lo que estas haciendo en ese momento, por lo tanto:

Mantén tus metas confidenciales. No discutas tus metas con nadie. La gran mayoría de las personas, se sienten amenazadas por cualquiera que tenga una meta. Se preocupan. Los hace sentir inferiores, porque ellos no tienen metas propias, así que solo discute tus metas con personas que también tengan metas propias, con personas cercanas cuya ayuda necesitarás para lograrlas. No discutas tus metas con personas al azar. No les des oportunidad de derrumbarte.

4. La cuarta razón por la que no estableces metas en tu vida, es por temor al fracaso.

El “temor al fracaso”,  o el “no puedo”, es la razón numero uno por la que puedes fracasar en tu vida adulta.

¿Repites frases como: “tal vez pierda mi dinero”, “tal vez pierda mi tiempo”, “tal vez pierda mi inversión”?. Si lo haces, seguramente te ponen tenso y estresado. Tu corazón late y da un vuelco.

El temor al fracaso es la razón numero uno por la que no estas logrando las cosas que más deseas, y el fracaso en tu vida, se debe a ese temor que te impide intentar algo, y la razón por la que temes al fracaso es porque “no lo entiendes”

No entiendes este “punto crítico”. Si tu puedes entender este punto, toda tu vida empezará a cambiar. Simplemente es esto: “es imposible lograr sin fracasar”

El fracaso es una parte indispensable del éxito; es escencial para el éxito en cualquier área de tu vida. Si evades el fracaso, no podrás tener éxito.

Cada gran éxito en la historia humana, ha sido un fracaso hasta el momento de su éxito. La clave del éxito, es fracasar, fracasar y seguir adelante. Es continuar aprendiendo con todo lo que sale mal, con los retrocesos, con los obstáculos, con las decepciones.

Párate en seco y di: ¿Qué puedo aprender de esta situación?…

Usa la ley de sustitución y deriva una valiosa lección de cada fracaso que vayas experimentando. Cada vez que algo salga mal, estúdialo y pregúntate porqué te está pasando eso, y descubrirás que “en cada retroceso o desventaja, hay una lección valiosa; una oportunidad o un beneficio que puedes encontrar si lo buscas” 

Las personas de éxito y los líderes, nunca usan la palabra “fracaso”, ni piensan en esa palabra, entonces, ¿que puedes hacer para tener éxito en tu vida? 

“Duplica tu tasa de fracasos, porque si lo haces, sin duda alcanzarás el éxito, más temprano que tarde”

Ahora, déjame preguntarte lo siguiente: Tú, al igual que lo hicieron los grandes hombres de la humanidad, tales como Tomas Alba Edison que fracaso miles de veces, ¿continuarías después de 100, 200, 300 o 10.000 intentos?

Debes entender que el éxito y el fracaso van de la mano. Donde existe la posibilidad de éxito, también existe la posibilidad de fracaso. No hay nada de malo en fracasar, en tanto aprendas de cada lección.

No olvides que si tienes que pasar por cierto numero de fracasos, con el fin de aprender las lecciones y ganar experiencia, con el fin de lograr tu mejor éxito, entre mas rápido lo hagas, mas rápido acabaras con los fracasos; entre mas errores tengas, entre mas veces caigas y te levantes y aprendas de ello, mas rápido lograras lo que eres capaz de lograr…